Ignacio Balcells | La Mar

$45.000
Ignacio Balcells | La Mar

Ignacio Balcells | La Mar

$45.000

Ignacio Balcells | La Mar. Una versión de la vida ante el mar y del viaje a solas por las costas de Chile.

Santiago: Editorial Andrés Bello. Primera Edición 2001. Rústica. 567 páginas. Octavo Mayor 21x16 cm.

De la lectura de este libro extraordinario se desprende que la mar no es lo mismo que el mar, que la mar es más que el mar, que la mar es el mar más el amor, el dolor, los trabajos, los sueños y la muerte de muchos hombres y mujeres.Ignacio Balcells hizo un largo viaje a solas por las costas de Chile. El diario escrito durante ese tiempo fue el origen de esta obra construida con la disciplina de una cacería y el asombro de una iniciación. En sus hermosas páginas, una visión implacable y profunda muestra los múltiples rostros de una costa llena de hijos de changos que cultivan zapallos al abrigo de las rocas; llena de hijos de vascos que salen a cazar albacoras a los umbrales del océano; llena de hijos de ingleses que pintan cascos y pulen bronces; llena de hijos de fenicios que trafican en ultramarinos; llena de hijos de griegos que están prontos a partir a Troya a rescatar la Helena robada a Chile.Esta nueva obra de Balcells es pariente cercana de Viaje al País de lo Real, de Segalen; de El Danubio, de Magris; de Dama de Porto Pim, de Tabucchi; de Cabo Cod, de Thoreau, además de las obras geopoéticas de Kenneth White. "Lo exterior es un interior elevado al estado de secreto" se dice en el libro citando a Novalis. La Mar está emparentada con esa familia de escasos miembros porque lugares y personas de la travesía quedan teñidos por los mares interiores de su protagonista.Las costas de Chile -desde Pisagua a Cucao, desde Guamblin a Rapa Nui- pocas veces fueron recorridas por unos pasos tan animosos. Las vicisitudes marítimas de Chile -desde la tragedia de Iquique al melodrama de Magallanes, desde las variedades de Valparaíso al auto sacramental de Pascua- pocas veces fueron presentadas con tanta libertad y ardor. Los espíritus poéticos de Chile -desde el Huidobro del Monumento al Mar al anciano payador de Horcones, desde el Dublé de La Procesión de San Pedro y Bendición del Mar hasta el más americano de los Horneros- pocas veces fueron convocados con tanta fuerza y sutileza.El propósito poético último de La Mar, "que el castellano oiga el llamado del mar", se va alcanzando imperceptiblemente a lo largo de sus páginas. Quien las lea terminará convencido de que estamos al borde.

+
-
Solo quedan 1 unidades de este producto